DESCUBRIDOR DE SONIDOS

SOUND DISCOVERER

EL SONIDO

El sonido, este aspecto de la cotidianeidad, tan familiar, está en todos lados, con su presencia invisible; el sonido nos habla, nos advierte, nos asusta, nos escucha. Está en los ruidos de la calle, de la naturaleza, del dolor, del amor, de la tristeza y la alegría y en todo el planeta. Gracias a él desarrollamos un lenguaje con el cual nos podemos entender, o no entendernos.

Gracias al sonido tenemos “la música”, que es el segundo idioma de nuestra especie y es la conducta de ordenar los sonidos, o frecuencias, a nuestro antojo.

 Desde tiempos inmemoriales,  el hombre utilizó los sonidos, al principio de forma muy elemental, y con el tiempo se fue desarrollando en distintas maneras; de acuerdo al entorno en que habitaban y su propia comprensión del mundo. En la medida en que el hombre ha venido desarrollando tecnologías y conocimientos, se fueron dando diferentes formas y estilos de hacer música en todo el planeta. Es incontable la cantidad de música que tenemos en el mundo, y tuvimos, a lo largo de nuestra historia; y serán muchas más las que vengan en el futuro con nuevas tecnologías y nuevos conceptos.

Desde siempre la música está ligada al culto y a la religiosidad; porque nos demuestra que existen cosas que no podemos tocar,  ni ver, sin embargo están ahí, haciendo acto de presencia.